Dixit

Reseñas seminarios 2017-2018

La interpretación, un decir alusivo

Fotografía: Daniela Nemirovsky

En muchas ocasiones, la interpretación se confunde con la rectificación de los decires o fantasías del analizante. Este desvío da lugar a diferentes dificultades clínicas: resistencias del deseo, forzamientos, modalidades sugestivas de la transferencia y en algunos casos propiciando la ruptura del lazo analítico.

Es debido a ello que el seminario que dictamos conjuntamente propone detenernos en el carácter alusivo de la interpretación, distinguiendo esta práctica de un decir predicativo. Nuestro interés es señalar la importancia del medio-decir y las diferentes formulaciones que éste puede adquirir.

Iniciamos el recorrido explorando la práctica interpretativa en el seno de otros discursos, especialmente, lo que Freud llamó la “interpretación profana” para distinguir este procedimiento de la interpretación que indica el psicoanálisis del material onírico.

El carácter revolucionario de la propuesta freudiana no reside tanto en las premisas técnicas que nos brindan sus textos sino en la suposición de un saber ignorado para el analizante. Con esta afirmación, Freud invierte el orden establecido hasta el momento desde la antigüedad y se opone a la mirada de las ciencias que le reservan al paciente el rol de objeto. 

La apuesta al surgimiento de un saber inconsciente nos permitirá distinguir la interpretación sugestiva, con las confirmaciones yoicas que acarrea, de aquellas confirmaciones que surgen del inconsciente. Es debido a esta distinción que el psicoanalista considera un material privilegiado aquellas respuestas asociativas que aporta el analizante en respuesta al decir interpretativo.

Pero ese decir, para provocar algún tipo de respuesta, deberá ser lo suficientemente abierto. Lacan dirá: un decir alusivo, a medias. Una palabra que incite y no intente predicar una verdad sobre el sujeto.

Para dar cuenta de ello, Lacan propone en El Seminario 17. El Reverso del Psicoanálisis dos modelos de interpretativos de medio-decir la verdad -único modo en que esta puede ser enunciada-. Se trata de la cita y el enigma.

En textos más tardíos el modelo interpretativo será el equívoco, distinguiendo en “L’etourdit” tres tipos de equívoco que funcionan en diferente planos de la lengua: homofónico, gramatical y lógico.

Sin embargo, tampoco esta última propuesta lacaniana es sin Freud y encontramos antecedentes freudianos del equívoco en el cambio de vía y las palabras puente señaladas por Freud en el “Caso Dora”. Es debido a ello que trazamos en nuestro seminario aquellos puntos en los que confluye la propuesta de ambos autores sin soslayar las diferencias.

Finalmente, la propuesta de trabajo incluye la referencia a diversos pasajes de la clínica tanto freudiana, como aquellas que aporten los enseñantes que ilustren el quehacer interpretativo y sus efectos.

El cuerpo en las conductas de riesgo

El trabajo realizado en este seminario ha intentado abordar dos campos problemáticos en la operatoria analítica: el cuerpo y las conductas de riesgo. En su Seminario la Lógica del fantasma, Lacan propone una reformulación de las operaciones alienación y separación, que impactan no sólo en el modo en que pensamos la constitución subjetiva, sino en las coordenadas de nuestra clínica: pues las “conductas” de nuestros pacientes/analizantes oscilan entre el pasaje al acto y el acting-out.